OPCIONES
· Inicio
· Contenido
· FORO
· AvantGo
· Cálculo gráfico
· Contactar
· Contapz
· Descuentos
· Downloads
· Encuestas
· Enlaces
· Fotos
· Libro de VISITAS
· MapaSitio
· Noticias arhivadas
· Politica
· Recomiéndanos a...
· Tu cuenta
· Ver ESTADÍSTICAS
· video

La Encuesta
Los multicópteros y DRONES. Te gustan.

Nada y me molestan.
No pero bueno.
Ni fu ni fá.
Si, pero no tengo.
Si y tengo.



Resultados
Encuestas

votos: 252
Comentarios: 0


Warning: preg_match() [function.preg-match]: Unknown modifier '2' in /home/s15120c4/public_html/picayzumba.com/includes/counter.php on line 47
  Un motovelero de bolsillo
Viernes, 19 febrero 2010

Aviones de radiocontrol

La mosca de las nubes.

El CLOUDS FLY a primera vista es un clónico del easy start de multiplex, aunque más que clónico se puede llamar SECUELA ya que está rediseñado en su totalidad, y además tiene un enfoque más atractivo para el cliente al menos en la versión que hemos adquirido nosotros, completa con toda la eléctronica específica.

Es algo más pequeño que el Easy unos 8 centímetros y está provisto de alerones, nuestra versión viene con los cuatro servos instalados los archiconocidos azules con caja transparente y de 9 gramos de peso, incluye un regulador de 20 A que es compatible con la tarjeta programadora Turnigy y un motor brushless tipo campana muy potente de unas 3.000 r.p.m.v. y unos 150 Watios.
Para completarlo es suficiente añadir un receptor de cuatro canales, los alerones ya incluyen un cable en Y, y una batería de lipo de 1.600 mAH, nosotros hemos usado una de 2200 porque aunque la aconsejada es la más adecuada, nosotros no teniamos de ese formato.
En una bolsa de accesorios se incluyen el pegamento, sobra pegamento para toda la vida del avión, dos hélices de 5x4, las juntas tóricas para sujetar la hélice, dos juegos de casquillos para la hélice, sólo se necesita uno aunque vengan un monton de diversas medidas, dos horn de mando para la cola y el cable en Y.



Es un motovelero de marca blanca, de hecho la caja aunque coloreada y tal, simplemente pone avión eléctrico, y las características en un lateral .1270 mm. de envergadura y 600 gramos de peso, así como las consabidas recomendaciones de seguridad, por cierto la caja está provista de un asa de transporte, con lo cual los mañosos podrán hacerse un maletín para transportarlo.
Las instrucciones son extremadamente escuetas y al ser un producto de marca blanca prevé el montaje desde cero, lo cual quiere decir que encontraremos distintas versiones según el proveedor que nos lo suministre, nuestra versión es la de Hobby King, llamada X-40 Floater, que cuesta actualmente unos 60 $, a nosotros nos ha costado poco más de 60 € si incluimos los gastos de envío, aduanas aparte, que para este importe no suelen cobrar nada.

Se monta en dos ratos, porque hay que esperar que vaya secando el pegamento, porque si no, a correos a recogerlo por la mañana y a volar por la tarde, nosotros fuimos al dia siguiente.
La primera cosa a hacer es suavizar la zona de abisagramiento, soltando los alerones y doblandolos a tope varias veces a mano, la dirección y el elevador todavia están sueltos por lo que esto se hace directamente.
En nuestro caso una de las tapas de la bayoneta venía sin pegar, hemos usado el tubito de pegamento suministrado y hemos encolado esta pieza en su sitio con cuidado de no embadurnar el cable del servo, a continuación se monta la deriva con el mismo pegamento, encaja en su alojamiento de forma que es casi imposible hacerlo mal, y se espera a que seque el pegamento.
Una vez la deriva seca se puede encajar el estabilo en su sitio con una cantidad medidad de pegamento, a nosotros nos ha rebasado el pegamento, lo hemos limpiado rápidamente para no dejar huellas una vez seco.
Pues una vez todo ensamblado es hora de conectar la radio, para timón y elevador es suficiente enganchar los alambres de mando en las escuadras, meter estas en los agujeros que ya están realizados y clipar la fijación por el lado opuesto, no se necesitan ni tornillos ni pegamento y quedan muy bien sujetas. Ya conviene conectar los servos al receptor y colocar las superficies en neutro deslizando el alambre por el prisionero del servo y apretándolo.
Para los alerones nosostros hemos preferido prescindir del cable en Y y colocar dos prolongadores de alerones, con una radio programable cualquiera se pueden así mover ambos alerones como flaps o como espoiler, lo cual da un poquito más de juego. Ha sido necesario abrir un poco más de hueco entre la unión de las dos alas para que las clavijas no estorben al ensamblarlas.

 

Montaje final.- Aunque el espacio no abunda, nos ha bastado para colocar una batería de 2.200 mAH de tres elementos Lipo, y un receptor estandard. Para colocar la batería hemos abierto el hueco necesario con el bisturí, y el receptor lo hemos tenido que colocar vertical con el regulador pegado con cello en uno de los costados, el sobrante de los cables lo hemos encintado con cello también para hacer un mazo manejable y lo hemos llevado al hueco detrás de los servos. La tapa de la cabina se sujeta con un resalte delantero y un imán detrás, sencillo , limpio y cómodo.
Las alas se ensamblan por medio de una bayoneta negra de fibra, ¿Sera carbono? Da igual, cumple su función, una vez conectados los servos de alerones las alas entran en su alojamiento y se encajan entre sí.
El regulador lo hemos programado, con freno, corte total a tensión mínima, arranque suave, y como melodía el himno de la alegría.

 

¡¡ A VOLARRRRRRRRR !! Estos dias el tiempo no acompaña demasiado, pero hemos cogido el velerillo recién ensamblado, lo hemos metido en el coche montado, tres baterías y la radio y no hace falta más y al campo.
La tarde era plomiza, fria y húmeda, viento de unos diez o doce Km/h, térmicas ni soñarlas.
En un campo de cesped en un estado razonable este velero despega deslizándose sobre la panza, nosotros lo hemos lanzado a mano, ha tratado de tocar el suelo pero en un alarde de reflejos y pilotaje avanzado ;-) lo hemos sujetado de un tirón y la mosca se ha puesto en las nubes en pocos segundos, el tirón del motor es exagerado, ya que sube a 60 grados como un cohete, una vez en el techo lo hemos trimado en planeo, una vez trimado en planeo el motor no desvía la trayectoria ni a un lado ni a otro aunque al máximo tiende a colgarlo vertical, es suficiente un toquecillo a picar porque visto y no visto ya está otra vez en el techo.
Hemos estado volando durante cuarenta y cinco minutos con la primera batería, la mayor parte del tiempo a medio gas, en esta potencia se comporta como un entrenador y resulta adecuado para pilotos noveles, hemos hecho algunas subidas a lo cohete y al final viendo que la batería no se acababa nunca hemos jugado a hacer rizos, toneles y vuelo invertido.
El segundo vuelo lo hemos despegado a medio gas y la salida ha sido más razonable, a plena potencia no es aconsejable sacarlo si no se tiene ya una cierta seguridad.

Como conclusión es un juguete divertido para pilotos con experiencia, se puede llevar en el coche para pararse en las llanuras de castilla, en las playas andalusíes o en las praderas cantábricas para echarse un vuelo en un rato perdido. Para aprender hay que recordar al principio que el motor tira demasiado y conviene usarlo con cautela.
Buenos vuelos con la mosca.

 

 

 


 
Login
Usuario

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una.

Revisamos todas las peticiones, por lo que la confirmación puede tardar un poco en recibirse .

Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Aviones de radiocontrol
· Noticias de picadmin


Noticia más leída sobre Aviones de radiocontrol:
Plano Spitfire Shock Flyer


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 4.12
votos: 8


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor
 

Mapa del sitio © RadioControl.es
PHP-Nuke Copyright © 2004 by Francisco Burzi, under the GPL